Ictericia del recién nacido: qué debe conocer una madre.

ictericia

Ictericia. En numerosas ocasiones, muchos padres observan algo diferente en sus bebes los primeros días posteriores a su nacimiento: su piel y la parte blanca de sus ojos han tomado una pigmentación amarillenta, por lo cual surge la interrogante: “¿Qué le sucede a mi bebé?”.

  • Lo esencial es entender que no siempre es una enfermedad y aunque necesita un chequeo médico obligatorio, la mayoría de los bebés se encuentran sanos.
  • La ictericia cuando se debe a una enfermedad, puede ocasionar sordera, parálisis cerebral o daño cerebral permanente si no es tratado a tiempo.
  • Los niños prematuros son más propensos a presentar ictericia que los bebés a término.

Esta condición es la ictericia neonatal, misma que se presenta en las dos terceras partes de la población infantil antes de cumplir su primer mes de nacimiento.

La ictericia está provocada por el incremento de la bilirrubina en sangre. La bilirrubina es un pigmento presente en todos los seres humanos, el cual es producto de la degradación de la hemoglobina. En condiciones normales, este pigmento se encuentra en rangos bajos, pero en el recién nacido se incrementa debido básicamente a la inmadurez de su hígado, constituyéndose en algunos casos en un factor de riesgo para su salud.


La Dra. María Luisa Félix, Pediatra del Hospital Metropolitano y Docente Universitaria menciona que en el campo de la Medicina, la ictericia neonatal se puede clasificar en:

  • Fisiológica, aparece alrededor del segundo día de vida, se incrementa paulatinamente (nunca de forma brusca) y desaparece dentro de los primeros 7-10 días. Acontece en el primer mes de vida, y está condicionada a circunstancias propias del ser humano descritas anteriormente y no requiere un manejo especial, aislamiento u hospitalización. Tu bebé puede ir a casa sin ningún problema y no requiere tratamiento ya que esta ictericia nunca condicionará complicaciones. Los “baños de sol” que tanto se usaron en el pasado para tratarla, no son necesarios pues ésta ictericia al ser “fisiológica” no requiere ningún tipo de tratamiento.
  • Patológica, se debe generalmente a incompatibilidad de sangre (grupo o factor) entre la madre y el recién nacido. Determina incrementos tan rápidos y altos de bilirrubina, que la vida del bebé se pone en riesgo pues una fracción de este pigmento puede llegar al sistema nervioso y dejar un daño neurológico cerebral permanente para el resto de su vida. En estos casos, el recién nacido debe permanecer hospitalizado para recibir tratamiento.Generalmente, este tratamiento es sencillo; consiste en recibir una terapia de luz (fototerapia). La fototerapia no provoca malestar al bebé y bajo una adecuada supervisión no ofrece complicaciones al niño. En el mismo se utilizan luces azules especiales que ayudan a descomponer la bilirrubina en la piel. El bebé se coloca bajo luz artificial en una incubadora para mantener la temperatura constante. Llevará puesto sólo un pañal y pantallas especiales para los ojos con el fin de protegerlos.

SOLO EL MÉDICO, puede determinar si la ictericia que presenta el bebé es fisiológica o patológica. Por ello, cuando el bebé se ponga amarillo debes consultar con un profesional inmediatamente, pues si no lo haces tu bebe podría sufrir daño cerebral.

Ten por seguro que luego de que el pediatra descarte una naturaleza patológica tu bebé puede ir a casa y tener una vida y una lactancia materna absolutamente normales. Procura seguir las indicaciones que el pediatra te dé al momento de salir del hospital mientras que en los controles post-natales se verificará que los niveles de bilirrubina en la sangre de tu hijo vayan disminuyendo y se lleguen a normalizar.


Nuestro agradecimiento especial a:

Dra. María Luisa Félix, Pediatra – Hospital Metropolitano, Telf.: 3220282
Direccion: Av. Mariana de Jesús s/n y Nicolás Arteta Consultorio 302. Torre Médica II. Piso 3.

Fuentes: 
Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/

Fotos: © lemuana – Fotolia.com


The following two tabs change content below.
Soy periodista y blogger, mi pasión es el mundo de las relaciones públicas y la comunicación estratégica corporativa. Mi mayor orgullo son mis hijos, mi esposo y mi familia, me declaro una eterna enamorada de ellos, mis motores de vida. Hija de Dios a quien le debo todas las bendiciones que recibo cada día porque estar viva y VIVIR son dos cosas diferentes...como lo dijo Sabina, creo que se me olvidó mencionar que soy una amante de la lectura y de la música ... algo geek, super nativa digital.

¡Déjanos un comentario!

HOLA! Para comunicarte con nosotras puedes llamarnos al telefono 0987598208 o enviarnos un correo a mama@chiquitosybebes.com ~ Quito, Ecuador ~