Madres ejercitando: Pasos de bebé

Todo empieza con una pancita redonda. Nueve meses de crecer para todos los lados, y de pronto, llega lo más esperado. Ya la noción de pasar más de diez minutos al día preocupada por lo que refleja el espejo es un lujo que no vale la pena; no cuando una puede dormir de corrido en ese tiempo. Sin embargo, a toda nueva madre le llega el día en que se encuentra otra vez con diez minutos libres, y sin más, enfrenta el reto de recuperar su figura.

Muchas madres de nuestra generación ven el ejercicio como más que una forma de bajar de peso; es un estilo de vida, algo que forma parte de nuestra identidad y que nos es necesario para estar bien tanto física como mentalmente. Así, no es sensato esperar que nuestro querido repollo esté listo para la guardería — ni se diga la escuela — antes de emprender una rutina de ejercicio. Las opciones para ejercitar dependen de en qué punto de desarrollo está el querubín, y claro, en qué punto de motivación está la que va a sudar la gota gorda.

ejercitando con bebes

Cuando los bebés son todavía pequeños — de dos a seis meses — no siempre es recomendable exponerlos a los elementos del sol, viento, frío o calor por tiempos prolongados. Además, siendo muy sincera, una como madre no se siente todavía lista para andar por ahí corriendo el licra. Para nuestra suerte, se inventaron el internet justo a tiempo, y la cantidad de videos, textos, discursos e instrucciones para ejercitar son infinitos. Entre los videos más motivacionales están los que son hechos por nuevas madres, en particular las que optan por ejercitar con sus bebés. Aquí hay un video de ¿Cómo hacer ejercicios con mi bebé? con Isabel Molina.

También podemos usar videos de aeróbicos y otras secuencias de ejercicios, pero quedan advertidas; una bebé no tiene la paciencia para ver saltar a su madre por 45 minutos. Si ya gatea, y se le dá suficientes actividades cerca de una, tal vez aguante 30 minutos, pero que ni se le ocurra a mamá que va a hacer esta gracia tres veces por semana. Es una negociación. Crear el tiempo para ejercitar no es fácil: los bebés dormidos no permiten que una salte y baile a sus anchas, como las del video, y los bebés despiertos, bueno, después de cambiarlos, darles de comer, y jugar un poco, de pronto permiten que una salte y baile, si le quedan ganas.

Así, es una buena idea tener algunas opciones listas y ya abiertas en la pantalla. Si la bebé está dormida, un video de yoga o pilates es una buena idea. Si la bebé está despierta, el ejercitar se puede convertir en un juego. Para esto, las secuencias de alta energía son las más recomendables.

De los ejercicios en casa, el infalible para dejar tanto a la madre como a la nena satisfechas y listas para una siesta es bailar. Zumba, salsa, danza árabe, R&B, reguetón, rap, y hasta música clásica. Cuando todavía no caminan, los bebés bailan con el torso y los brazos, pero el minuto que aprenden a andar, bailar se vuelve una actividad entretenida. Es una buena idea tenter la cámara cerca, así no hay excusa de dejar de ejercitar solo porque es inevitable hacer 30 fotos de la bebé bailando.

bailar con bebes

También llegará el día en que tanto madre como hija estén listas para llevar su energía fuera del hogar. En otros países, muchas madres optan por comprar un coche con ruedas grandes y salir a trotar o caminar en parques. Para las madres quiteñas, sin embargo, el empujar un coche por las veredas de Quito es un reto que a pocas nos dan ganas. Manejar hasta La Carolina, en cambio, y ahí desenfundar el coche se puede hacer sin mayor problema. Otros parques como el Metropolitano, son un poco más difíciles de maniobrar, pues los senderos son de tierra, lo cual no siempre se presta para un paseo con coche de bebé. El Chaquiñán, en Cumbayá y Tumbaco suele recibir visitas de coches de vez en cuando, pero el alto tráfico de bicicletas y perros hacen de este un camino bastante difícil de maniobrar, dependiendo el tamaño del coche.

Ya que el punto es justamente ejercitar, deshacerse del coche y cargar al bebé nos permite mayor movilidad y un pesito extra para la resistencia. Aquí lo importante es tener el cargador correcto: el peso del bebé debería, en lo posible, ajustarse a la cintura de la madre, en vez de sus hombros o espalda. Una vez que la madre y la niña están cómodas, es posible trotar mientras la pequeña duerme.

caminata con bebe

Finalmente, no olvidemos de la suerte que tenemos de vivir rodeados de montañas, acostumbrados a las alturas. Salir a caminatas largas con nuestros hijos es una experiencia que nos puede dar, además de la meta de recuperar nuestra figura, la oportunidad de exponer a nuestros pequeños a la increíble naturaleza de este país. Ciertas caminatas que no son tan altas, tales como el circuito de cascadas de Baños, por ejemplo, se pueden hacer con una mochila especializada para cargar infantes — y preferiblemente un padre que quiera cargar la mochila — pero otras caminatas de más altura requieren que los pequeños estén física y mentalmente listos. ¿Sabían que no se puede llevar a niños menores de 18 meses al tope del teleférico? Es necesario esperar al menos a esta edad, dijo la paramédica del lugar, pues la capacidad pulmonar de un niño menor tal vez no podría enfrentar un aire tan delgado que se da a esta altura. Y nada, hay que esperar un par de meses. Pasos de bebé.

The following two tabs change content below.
Lorena Fernández es una periodista ecuatoriana. Su educación universitaria se llevó a cabo en Estados Unidos y Gran Bretaña. Antes de convertirse en madre de la niña más linda del mundo, Lorena trabajó como corresponsal desde varios países para diferentes medios internacionales, incluyendo El Comercio del Ecuador. En su tiempo libre, Lorena hace todo lo que no alcanzó a hacer ayer, y sueña con tener tiempo libre.

Latest posts by Lorena Fernandez (see all)

¡Déjanos un comentario!