Las tradiciones familiares y como fortalecen a los pequeños emocionalmente.

¿Sabías Que mientras más temprano se empiece a compartir con los niños las tradiciones, éstas serán más arraigadas y formarán parte de su construcción interna?

La familia es la base inicial al conformar la estructura de creencias y valores de los niños y la escuela también tiene grandes influencias.

Los días previos a la Navidad y Año Nuevo suelen ser llenos de diversión y una magia especial, cada familia está unida por ritos especiales o celebraciones particulares en esta temporada, creando memorias que duran para siempre.

Todos los padres poseemos el maravilloso regalo de crear tradiciones familiares a nuestro estilo, dependiendo del lugar donde estemos, los lazos familiares existentes, cada generación trae consigo nuevas formas de celebrar en familia tomando lo mejor del pasado y lo que ofrecen los tiempos actuales.

Observándolo desde los beneficios psicológicos que sustentan el celebrar tradiciones, la especialista en psicología clínica y familiar, Adriana Fornasini, revela que si bien integramos a nuestros hijos a todas las actividades navideñas desde que son bebés, es recién a partir de los 3 años donde ya los niños pueden colaborar y participar activamente.

“De igual forma la asociación del concepto Navidad – Familia forma un equilibrio que brinda comodidad a los niños”, afirma. Es entonces, cuando su memoria a largo plazo empieza a guardar los valores asociados a las tradiciones de diciembre. Cada una de ellos se instala en el hipocampo y los lóbulos temporales, encargados de esa función, para formar niños y adultos seguros de sí mismos.

Nuestra meta como padres es esa, el crear un arraigo espiritual en lo niños para que en situaciones difíciles de la vida cotidiana, ellos sepan cuál es su apoyo constante cuando existan problemas. Algo así como su refugio y sus valores que nunca los abandonarán.

navidad-quito

Nunca será tarde para empezar en casa tradiciones o rituales familiares. Observa cómo se relacionan con valores de vida:

  1. Haz una comida familiar en casa.
    A pesar del estrés, el corre-corre, el agotamiento posterior y las ganas de que todo sea perfecto. El valor de la GENEROSIDAD y de la UNIÓN FAMILIAR prevalece sobre todos los aspectos mencionados.  En lugar del pavo inventen un nuevo menú, pueden con tiempo pedir la cena para llevar a casa si su arte no es la cocina, ó simplemente, hacer el plato que siempre quisieron hacer y no lo habían hecho antes. Reúnanse, siéntense en la mesa juntos, brinden y compartan. Este ritual lo pueden repetir cada cierto tiempo durante el año.
  2. Momentos familiares sagrados.
    Preparen el escenario y miren todos juntos una película relativa a la Navidad, y cada mes pueden hacer el día de la “peli familiar”, esta actividad reafirma el valor de PRIORIZAR LOS TIEMPOS para la familia. O hacer galletas de Navidad juntas para compartir con vecinos y amigos.
  3. Las famosas cartas al Niño Jesús o a San Nicolás.
    Es usual escribir la carta al Niño Jesús, al bonachón Santa Claus o a los Reyes Magos en estas épocas. Sea cual fuere la creencia religiosa de cada familia esta tradición deriva en el valor de COMPROMETERSE, y eso es clave para no olvidar la razón de la Navidad. En el caso de las familias católicas de seguro hará del Niño Jesús el centro de la celebración. Los deseos espirituales o regalos de amor intangible que se hacen en las cartas durarán no solo ese día sino forman bases para vivir con ese compromiso a lo largo del año nuevo que empezará. Al leerlas en familia, serán partícipes del compromiso de cada miembro familiar e incluso pueden revisarse las cartas escritas mes a mes para verificar el cumplimiento de los propósitos.
  4. El maravilloso regalo de DAR.
    Aquí me refiero al que va más allá de dar algo material, el darse a los demás en un acto de verdadera vocación de servicio. Como dijo San Ignacio de Loyola: “Ser más, para servir mejor”.  Trabajar en un banco de comida por un día, hacer recolección de canastas navideñas , zapatos y ropa para gente necesitada y hacer que tus hijos participen en su recolección y entrega.  Diciembre es el mes perfecto para conocer otras realidades de muchas personas que necesitan de manos amigas, pensemos un momento cuán necesario es involucrarse activamente en voluntariados o simplemente en una buena causa. Pan de Vida
  5. Novena.  En Ecuador una de las mejores tradiciones navideñas es la Novena, que hace que familiares y vecinos se reúnan nueve días antes de Navidad a leer pasajes de la Biblia y cantar villancicos tradicionales.  A los niños les encanta participar y se ponen ansiosos la ultima noche cuando se revela al niño Jesús en el pesebre.  Aunque no seas catolico es una linda tradicion que seguir usando tus propias creencias.
  6. Calendario Adventista.  De origen Luterano Alemán es usado por una variación de denominaciones cristianas.  Generalmente es un calendario de 24 días con ventanas que revelan poemas, pasajes, historias y un juguete o chocolate para el pequeño.  Una buena idea que les emociona a los pequeños.

 

Las tradiciones de Navidad pueden cambiar en casa o en la escuela, pero los valores que dejan en los pequeños los fortalecen emocionalmente y los predisponen a DEMOSTRAR SIN TEMOR LO QUE SIENTEN.

Finalmente, relata la psicóloga: “Aprovechen un sinfín de elementos lúdicos inherentes a esta época del año, como son los colores, los juegos, la música, las luces del árbol y de las velas, las imágenes del nacimiento para estimular a los niños”, ya que es a través del juego cómo se asocian tradiciones, alegría y bienestar.

Para recordar:

  • Hasta las más pequeñas tradiciones que se practiquen en casa, servirán para crear en los niños sentimientos de unidad familiar.
  • Muchas veces las familias orientan la Navidad a las compras y desaprovechan la oportunidad crear enseñanzas a largo plazo.

Nuestro agradecimiento a:
Psicóloga Adriana Fornasini G.
Eloy Alfaro y 9 de Octubre, Ed. Eloy Alfaro. Quito
Clínica Psiquevita / Productora y conductora programa tv “Psicología Ahora”

Fuentes:
Psicología Online
http://www.psicologia-online.com/

 

The following two tabs change content below.
Soy periodista y blogger, mi pasión es el mundo de las relaciones públicas y la comunicación estratégica corporativa. Mi mayor orgullo son mis hijos, mi esposo y mi familia, me declaro una eterna enamorada de ellos, mis motores de vida. Hija de Dios a quien le debo todas las bendiciones que recibo cada día porque estar viva y VIVIR son dos cosas diferentes...como lo dijo Sabina, creo que se me olvidó mencionar que soy una amante de la lectura y de la música ... algo geek, super nativa digital.

¡Déjanos un comentario!