Uno de esos días…

Uno de esos días…

Hay días en los que pienso que la paciencia no es infinita, cuando quiero esconderme debajo de la almohada y que nadie venga a saltarme encima o pedirme que juguemos a las 5.30am, las ganas que me dan de quedarme 2 horas en la tina sin que alguien venga a lanzarme patos de hule y meterse con ropa en mi spa improvisado, las ganas de comerme el último chocolate sin que vengan unos ojos de perrito llorón a robárselo, manosearlo y dejarlo botado! Ni siquiera se lo comió!!!

Y en esos mismos días, también pasa que un solo “te amo mami” me saca lágrimas desde el fondo de mi ser, cuando una mala pronunciación transforman frutillas en putillas y no puedo parar de reírme y hacer videos para mandar a cuanto familiar se cruce en mi Whatsapp, o cuando estoy tratando de concentrarme y aparece un payaso improvisado que piensa que es princesa, con todo mi maquillaje supra-utilizado y no puedo hacer más que hacerme al dolor de perder mi maquillaje y ganar una experiencia inigualable llena de risas y sonrisas.

Me ha tocado correr como Bolt para salvarle la vida mientras ella jugaba a “¿quien salta más gradas?”, me ha tocado tener habilidades telepáticas para entender qué significaba “uque a comeca iooooo” (ruge la tormenta en mi interiooooor), me ha tocado ser la mamá que antes tanto criticaba con la niña llorona que se arrastra por el centro comercial a oídos sordos de los padres, me ha tocado afinar mis inexistentes habilidades de Taylor Swift y cantar (me ha tocado, no estoy orgullosa del resultado final, pero lo hice), me ha tocado desenredar nudos que hubieran vencido a Houdini para sacar un par de zapatos, y he tenido que ser domadora de leones más payaso más contorsionista para agarrar a una escurridiza niña y peinarla sin que se desate el apocalipsis.

Verla destruir mi mundo estructurado, para que con sus manitas pegajosas lo vuelva a unir lleno de escarcha, chocolate, gritos, risas, llantos, besos y patadas ha sido una experiencia que me encanta vivir.

Ser madre es de esas cosas que te ponen a prueba, es cuando descubres que sí es posible lo que nunca creías capaz que suceda.
Ser madre es olvidarse de los complejos, de las locuras personales y los desordenados deseos vanos y aprender de nuevo lo hermoso que es vivir a través de ojos inocentes que están entendiendo y experimentando todo por primera vez.  Hoy es uno de esos días…pero no la cambiaría por nada.

The following two tabs change content below.
Mamá, esposa, hija, hermana, amiga. En ese orden. Investigadora de mercado, escritora aficionada, melómana, y eterna amateur. Tengo 30 años, he estudiado ing. civil, psicología, y me he capacitado en innovación, planificación, estadística y ciencias sociales. Visita su blog http://www.galletagordita.com/.

Latest posts by Lauren Kressler (see all)

2 Comments on “Uno de esos días…

  1. también he tenido esos dias….. largos cansados pero jamas los cambiaría…. ver sonreir a mi Danna Victoria es lo mas maravilloso del mundo…..

    hacerla feliz es mi pasion…. luego de largas jornadas en el trabajo…. llegar a casa y colocarme el chip de mamá, contorcionista, payasita, caballito….. es algo que solo una madre puede lograrlo…

    Gracias por crear este blog…. es de mucha ayuda

  2. Así mismo es la magia de ser mamita. Somos todo para nuestros hijos y nuestros hijos son todo para nosotras.

¡Déjanos un comentario!

HOLA! Para comunicarte con nosotras puedes llamarnos al telefono 0987598208 o enviarnos un correo a mama@chiquitosybebes.com ~ Quito, Ecuador ~